La inteligencia artificial podría descifrar el lenguaje del cáncer y el alzhéimer

La inteligencia artificial podría descifrar el lenguaje del cáncer y el alzhéimer

La inteligencia artificial podría descifrar el lenguaje del cáncer y el alzhéimer

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge ha descubierto que la tecnología de aprendizaje automático podría emplearse para descifrar el “lenguaje biológico” del cáncer, el alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas

“Llevar la tecnología de aprendizaje automático a la investigación de las enfermedades neurodegenerativas y el cáncer es un cambio de juego absoluto. En última instancia, el objetivo será utilizar la inteligencia artificial para desarrollar medicamentos dirigidos a aliviar drásticamente los síntomas o para prevenir la demencia”, afirma el profesor Tomas Knowles, autor principal del artículo.

La doctora Kadi Liis Saar, primera autora del artículo, utilizó una tecnología similar de aprendizaje automático para entrenar un modelo de lenguaje a gran escala para observar qué sucede cuando algo sale mal con las proteínas dentro de nuestro cuerpo y se inicia una enfermedad.

“El cuerpo humano alberga miles y miles de proteínas y los científicos aún no conocen la función de muchas de ellas. Le pedimos a un modelo de lenguaje basado en una red neuronal aprender el lenguaje de las proteínas”, declara.

Pedimos específicamente al programarlo que aprendiera el lenguaje de los condensados biomoleculares que cambian de forma y que los científicos realmente necesitan comprender para descifrar el lenguaje de la función biológica y el mal funcionamiento que causan cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

Se trata de que aprenda sin que se diga explícitamente lo que los científicos ya han descubierto sobre el lenguaje de las proteínas tras décadas de investigación. En el caso del alzhéimer, enfermedad que afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo, las proteínas se vuelven “rebeldes”, forman grupos y destruyen las células nerviosas sanas.

Un cerebro sano cuenta con un sistema de control de calidad que elimina eficazmente estos grupos de proteínas sustancialmente peligrosas. Se les denomina “agregados”.

Los científicos ahora piensan que algunas proteínas desordenadas también forman pequeñas “gotitas” líquidas de proteínas llamadas condensados que no tienen membrana y se fusionan libremente entre sí. A diferencia de los agregados de proteínas que son irreversibles, los condensados de proteínas pueden formarse y reformarse y, a menudo, se comparan con gotas de cera que varían su forma en función del calor aplicado.

Alimentamos el algoritmo con todos los datos almacenados en las proteínas conocidas para que pudiera aprender y predecir el lenguaje de las proteínas de la misma forma que estos modelos aprenden, por ejemplo, el lenguaje humano, explica la doctora Saar. De esta forma podemos preguntarle sobre la gramática específica que hace que solo algunas proteínas formen condensados dentro de las células.

Es un trabajo desafiante y desbloquearlos nos ayudará a comprender las reglas del lenguaje de la enfermedad.

Fuentes:

https://www.consalud.es/saludigital/261/inteligencia-artificial-descifrar-lenguaje-cancer-alzheimer_99260_102.html