Condropatía rotuliana, una de las lesiones más comunes en atletas

 

¿Dolor en la parte anterior de la rodilla? Conozca de qué se trata

 

La condropatía rotuliana es una de las lesiones más comunes que se presenta dentro del ámbito deportivo, especialmente en runners.

Como es evidente, la rodilla es una articulación que está sometida a múltiples cargas y movimiento constante, sus estructuras tanto internas como externas se van desgastando con el paso de los años, y en mayor o menor medida según la actividad deportiva que realice cada persona.

Al hablar de las primeras señales de la condropatía rotuliana, podemos reconocerla por un intenso dolor en la rodilla y una sensación de moler los huesos en el interior de la misma. Este trastorno también se conoce como condromalacia patelar (por su nombre en inglés) o “rodilla del corredor”.  

Por esta razón, es más común en adolescentes, adultos jóvenes, y en atletas que realizan deportes que ejercen un gran estrés en las rodillas.

¿Cuál es la causa?

La condropatía rotuliana resulta de un uso excesivo o de una fuerza anormal sobre la rodilla, probablemente debido a un traumatismo o por movimientos repetidos que producen compresión del cartílago. Pero también puede ocurrir por una rótula (hueso anterior de la articulación de la rodilla) desviada, por insuficiencia de la vascularización del hueso bajo el cartílago; o por factores del paciente que facilitan la degeneración del cartílago.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma principal es un dolor de rodilla que acrecienta:

  • Después de estar sentado por un rato
  • Al incorporarse de una silla
  • Al subir y bajar escaleras
  • Cuando se arrodilla o se pone de cuclillas
  • Al correr por superficies duras
  • Tras una prolongada flexión de rodilla como al conducir, en el cine, estar agachado, etc
  • Debilidad del cuádriceps, especialmente del vasto interno
  • Acortamiento de la cadena muscular posterior, lo que contribuirá a una anormal biomecánica fémoro-rotuliana, en los isquiotibiales, tríceps sural, y otros.

¿Cuál es el tratamiento?

En la fase aguda, el tratamiento será antinflamatorio y analgésico con la utilización de técnicas manuales, como la osteopatía, la liberación miofascial, masoterapia, estiramientos suaves y técnicas de electroterapia como magnetoterapia, corrientes TENS.

En una segunda fase el tratamiento se centrará en la potenciación muscular, en la mejora de la biomecánica de la rótula y en la flexibilidad muscular, mediante la utilización de la Reeducación Postural Global, el entrenamiento de la propiocepción o el Método McConnell, entre otros.

Para finaliza, es importante tener en cuenta que si cree sufrir de estos síntomas consulte a su médico especialista de confianza

Fuentes:

https://rehabilitacionpremiummadrid.com/blog/diego-minambres/condromalacia-sintomas-y-tratamiento/

https://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/condropatia-rotuliana/

https://www.clinicacemtro.com/traumatologia/unidad-de-rodilla/condropatia-rotuliana/

COMUNICADO IMPORTANTE

Implameq.com es una página web dirigida a especialistas en el campo quirúrgico y/o personal de la salud, si perteneces a este campo, puedes continuar dando clic ACEPTAR